Soberanía y los 13.000 millones de Euros de Apple

160830080947-eu-apple-780x439
Foto:  http://money.cnn.com/2016/08/30/technology/apple-tax-eu-us-ireland/

La semana pasada, Tim Cook, Presidente de Apple, emitía un aberrante comunicado en el que contestaba a la sanción de la Comisión Europea por supuesta evasión de impuestos. Aquí se puede leer el comunicado entero: http://www.apple.com/ie/customer-letter/.

No recuerdo otras veces en las que una Empresa emite un comunicado acusando tan gravemente a un gobierno o institución de cacicada, que si bien no lo dice directamente, lo insinúa, además de volver a poner sobre la mesa la discusión por excelencia de estos últimos años: la soberanía estatal.

Lejos de centrarme en los motivos del comunicado y las razones de Apple, pues aquí cada uno defiende lo suyo y hasta aquí me parece justo, me voy a centrar exclusivamente en el tema de la soberanía. ¿Por qué? Porque viniendo de Apple sorprende y mucho que utilicen este concepto para salir ahora como libertadores y héroes de la defensa de la soberanía en el mundo, para disfrazándose de lepenistas.

¿Qué es la soberanía de los Estados? La soberanía de los Estados vendría a ser la facultad de los Estados para decidir, regular, establecer y opinar/hablar/acordar posturas que representen a un Estado en la comunidad internacional. La soberanía de los Estados, aunque suene irónico, también es la facultad de los Estados para ceder soberanía a otros entes y/o organizaciones  (Unión Europea, por ejemplo).

¿Son los Estados soberanos hoy en día? Relativamente, sí. La soberanía entendida como hace un siglo ya no existe: no hablamos de colonias, ni grandes invasiones ni imperios. Hablamos hoy en día de estados que colaboran voluntariamente más con otros estados. Y hablamos de estados que ceden constantemente soberanía a otras organizaciones.

Cuando los estados son miembros de la Unión Europea, de la ONU, de la OTAN, de la OCDE, del FMI, de un Tribunal Internacional, y un largo etcétera, hablamos de cesiones de soberanía de manera temporal o definitiva. Hay quien dice que la soberanía se sigue conservando si el Estado tiene la facultad de recuperar la cesión. Es posible, pero este argumento confirma que, de manera temporal o definitiva, se cede soberanía.

La cesión de soberanía no es negativa. Al contrario, los estados ceden soberanía sobre temas concretos porque consideran que colaborando con otros estados o cediendo unas competencias a instituciones más especializadas van a mejorar sus propios estados o conocimientos.

Algunos políticos dicen que los Estados ya no tienen soberanía porque el mundo lo gobiernan las grandes empresas.  Y he aquí la gran incoherencia de todo el proceso: mientras Le Pen reclama la retirada de Francia de la Unión Europea para recuperar soberanía y luchar contra las grandes empresas que gobiernan (argumento de la oligarquía), según ella, Francia, Apple critica exactamente lo mismo: critica la sanción de la Comisión Europea por considerarse un ataque a la soberanía irlandesa.

Es decir: al final resulta que es la Unión Europea quien más está haciendo por defender la soberanía nacional al dictaminar de manera clara que los Estados tienen facultad para establecer sus propios impuestos, que no pueden ser discriminatorios respecto a otras empresas y personas, y que las empresas, por tanto, independientemente de su beneficio y poder económico global, tienen que someterse a las mismas reglas y a las reglas dictaminadas por los Estados. ¿Por qué Apple tenía un sistema fiscal ventajoso y otras empresas no? Misterio, pero viendo las amenazas que Apple ha lanzado tras la sanción como la posibilidad de reducir empleo o inversiones en Europa, parece que Apple está amenazando claramente a la soberanía estatal y de las instituciones europeas al insinuar que o siguen sus directrices o se acaba Apple en Europa.

Apple respeta tanto la soberanía de los Estados y de su madre patria que tiene unos 214.000 millones de dólares de un total de 230.000 fuera de Estados Unidos, porque a Tim Cook no le parece justo el impuesto de sociedades existente en USA. ¿Es esto justo? ¿Esta evasión de impuestos y amenaza en toda regla no es un ataque a la soberanía de los Estados Unidos?

Sorprende, además, que siendo Apple una de las mayores empresas del mundo, que utiliza ingeniería fsical allí donde trabaja, no conozca la relación entre los diferentes ordenamientos jurídicos y la facultad de estos en relacionarse entre sí. Puede que Irlanda tenga competencias para establecer sus propios impuestos, pero estas competencias se verán limitadas si Irlanda tienen otros compromisos internacionales y ha cedido soberanía, como ha sido en el presente caso. El ordenamiento jurídico irlandés, a priori, tiene que convivir con el ordenamiento europeo e internacional, pero probablemente se relacione aún con muchos más: convenios, acuerdos, etc.

Si tenemos en cuenta que Apple utiliza los diferentes ordenamientos jurídicos existentes en el mundo para beneficiarse a sí misma, y cuando se le sanciona amenaza a los Estados, ¿Es Apple un estado soberano? Respuesta obvia, cualquiera diría que no, pero…y ¿si el Estado amenazado cede a las pretensiones de Apple? Resulta que Irlanda se ha puesto al lado de la gran empresa.

Probablemente Irlanda seguirá siendo un Estado soberano a su manera y bajo la definición actual, pero utilizar el argumento de la soberanía para defender los intereses propios en la actualidad, en un mundo sumamente cambiante y que necesita cada vez más la estrecha colaboración entre los diferentes países,  y más viniendo de una gran empresa como Apple….es un sinsentido.

El argumento de la Comisión Europea es más sencillo que todo esto: no se puede discriminar. Si Irlanda quiere ofrecer ventajas fiscales a las empresas…lo puede hacer. Pero a todas, no sólo a Apple. Si lo haces, estás claramente afectando a la libre competencia existente en territorio europeo.

Anuncios
Soberanía y los 13.000 millones de Euros de Apple